Si buscamos ampliar nuestro ratio de conversión, es decir, hacer que las personas que interactúan con nuestros contenidos, pasen a ser compradores de nuestros productos, debemos crear un plan de marketing certero que use imágenes y videos atrayentes y efectivos.
Ya sabemos que los videos  son los reyes del algoritmo de las redes sociales. Es por eso que no debes pasarlos por alto como herramienta de conversión. Una de las reglas principales es: mientras más breves, mejor.

Te damos algunas ideas de videos para negocios:

  1. Documentales. ¿Tienes un restaurante? Podrías hacer historias de éxito de tu trayectoria, o videos sobre lo orgánico que son tus ingredientes. Son una gran oportunidad para informar y educar a tu audiencia sobre tu negocio.
  2. Videos de producto. Si tu negocio es una tienda de ropa hecha de tela de alpaca, podrías hacer videos de situaciones de uso de tu producto, más allá de simples tomas de tu tienda.
  3. Informativos. ¿Vendes comida? Un video muy útil en estos tiempos sería para informar a tus clientes sobre todas las medidas sanitarias que se toman en tu negocio, para darles tranquilidad y confianza.

Las opciones son muy variadas, y bastará que sepas quién es tu comprador objetivo para poder diseñar el contenido perfecto.

 

Si bien es cierto que los videos son los protagonistas, las imágenes aún no han perdido su poder visual. El dicho “una imagen vale más que mil palabras” aún no ha perdido su vigencia. Además, son una buena herramienta para complementar los videos que produzcas en tu plan de marketing. Te mostramos algunos ejemplos:

  1. Fotografías de producto. Deben ser llamativas, impecables, y provocativas. Si tu negocio es una agencia de viajes, cada fotografía que publiques debe lograr que tu cliente desee transportarse a los maravillosos destinos que promocionas. Lo mismo pasa con un restaurante: el lomo saltado que tu cliente vea en su Instagram debe tener el poder de hacer brotar la saliva en su boca.
  2. Fotografías de estilo de vida. No solamente tu producto es importante, sino los valores de tu marca con los que tus clientes pueden identificarse. Eso genera fidelidad. Así, puedes producir imágenes que complementen tu mensaje. Por ejemplo, en el caso del restaurante: incluye imágenes de una familia disfrutando en casa lo que ha pedido para llevar; o fotografías de las plantaciones donde cosechan los ingredientes que utilizas, para evidenciar su buena calidad.

Así, podrás articular varias vertientes y lograr que tus clientes se emocionen al ver tus contenidos. Eso hará que te prefieran a la hora de realizar la compra.

Recuerda: no se trata solamente de hacer fotos o videos atractivos, se trata de que tengan un sentido, una intención clara, y que sean de calidad. Esa integración de elementos es lo que hará de tu plan de marketing un camino hacia el éxito.

Publicado03/10/2020

Curso GRATIS de Marketing Turístico Digital!

MARKETING TURÍSTICO DIGITAL

¡Inscríbete Ahora!

Ten acceso GRATIS al curso que te ayudará a transformar tu empresa turística en un negocio digital.